Saltar al contenido
Sistema Solar

Nebulosas: un espectáculo en el Universo

Nebulosas: un espectáculo en el Universo

Su fantástica apariencia nos entusiasma irremediablemente. Los millones de ellas que existen en nuestro Universo constituyen un espectáculo sin igual, protagonizado por estas gigantescas nubes que toman variopintas formas en el espacio.

Unos objetos increíbles y maravillosos que suelen encontrarse en las galaxias irregulares y en la espiraladas. Su enorme importancia en el Universo radica principalmente en que en su interior nacen las estrellas a partir de los fenómenos de condensación y agregación de la materia. Conoce todo sobre ellas en este artículo. Estas son uno de los elementos que forman parte del Cosmos. Obtén más información sobre él.

Si te gustan las aventuras espaciales, ¡no dudes en unirte a la búsqueda de unas nubes que te encandilarán a primera vista!

¿Qué es una nebulosa?

Quienes tengan interés en saber qué significa nebulosa, han de conocer que se trata de una nube de gas y polvo en el espacio. Algunas de ellas son regiones donde se están formando nuevas estrellas mientras que otras son restos de estrellas muertas o que están muriéndose.

En estas concentraciones de gas predominan el hidrógeno y el helio junto con el polvo estelar. La mayoría de estas nubes que conocemos cuentan con un tamaño de cientos de años-luz de diámetro.

Pese  a que son mucho más densas que el espacio que las rodea, su densidad es bastante más baja que el vacío que se podría crear en nuestro planeta.

Al fin y al cabo, el espacio no se encuentra totalmente vacío, sino que existe una pequeña cantidad de átomos de hidrógeno por metro cúbico. Una de estas nubes que tuviera el tamaño de la Tierra, contaría con una masa de solo unos cuantos kilogramos.

Hemos hecho referencia a que suelen ser regiones en las que se están formando las estrellas. Este sería el caso de los conocidos como Pilares de la Creación en la Nebulosa del Águila.

En estas fábricas estelares sucede que el gas y el polvo quedan acumuladosbajo su efecto gravitacional propio, acumulando mayor cantidad de materia y creando un bucle retroalimentado.

Consecuencia de los anteriores es que se provoca la atracción de todavía más materia y que su gravedad continúa aumentando  hasta que de forma eventual se cree una protoestrella.

El resto de materiales que no se llegan a incorporar a la estrella se convierten en el material a partir del cual se originan los planetas y los demás objetos que van a componer el incipiente sistema planetario.

Todo lo anteriormente expuesto sobre tan particulares nubes sirve tanto para completar el concepto de nebulosa como para extraer las principales características de las mismas.

Tipos de nubes de polvo y gas interestelar

Tipos de nubes de polvo y gas interestelar

La mayoría de las nubes interestelares que conocemos resultan del colapso gravitacional del material del medio interestelar.

En el momento en el que comienzan a surgir las estrellas en su interior se hace visible el gas que las rodea, fruto de la radiación ultravioleta que emiten. Este hecho propicia que lo podamos observar en el espectro visible, como sucede con la Nebulosa Roseta y con la Pelícano.

Este tipo de nubes de polvo y gas a la que acabamos de hacer mención reciben el nombre de regiones HII. Tal nombre se refiere al hidrógeno ionizado, o sea, al que ha perdido su electrón (habida cuenta de que el hidrógeno solo tiene un electrón y un protón).

Este concepto de nebulosa abarca a nubes de baja densidad, que se componen de material interestelar parcialmente ionizado en el que recientemente ha habido formación de estrella. Suelen constituir el hogar de estrellas azules.

Otros tipos de nubes interestelares la constituyen por ejemplo la famosísima Nebulosa del Cangrejo que es un producto de un resto de supernova que explotó en el año 1054. En su caso, el objeto compacto que quedó en vez de la estrella original es una pequeña y muy densa estrella de neutrones.

La del Cangrejo, se ha convertido en una de las nubes interestelares que se ha podido captar en su mayor esplendor, logrando unas bellísimas imágenes de la nebulosa.

También existen las llamadas nebulosas planetarias que son el producto de estrellas de masa baja (como pueda ser el Sol, uno de los astros existentes) que se encuentran en el final de su etapa de secuencia activa.

Otra clasificación sería la que divide a estas nubes interestelares en tres grandes categorías, dependiendo de la naturaleza de su emisión o su ausencia. Así hablamos de:

  • Nebulosas oscuras. Su acumulación de polvo o gas no está relacionada con ninguna estrella o está alejada de las mismas, por lo que su energía no resulta perturbada. Como su propio nombre indica, no emiten luz y no son visibles directamente.
  • Nebulosas de reflexión. Reflejan la luz de aquellas estrellas que encuentran cerca y que cuentan con la suficiente temperatura para emitir la radiación necesaria.
  • Nebulosas de emisión. Son las más comunes. El gas que las compone brilla a consecuencia de la transformación surgida por la intensa radiación ultravioleta que sufren por parte de las estrellas vecinas.
Otras publicaciones que te podrían interesar:

Descubre las Nebulosas Planetarias con este vídeo:

Fuentes y Referencias

DMCA.com Protection Status

Nebulosas: un espectáculo en el Universo
4.4 (88.57%) 14 votes