Saltar al contenido
Sistema Solar

El Sol: el rey de los astros

El Sol: el rey de los astros

El Sol es la estrella que domina el sistema planetario en el que está incluida la Tierra, debido al efecto gravitacional de su masa. Se trata del más importante elemento en nuestro Sistema Solar y del objeto más grande del mismo, al contener aproximadamente el 98% de su masa total.

Su proximidad a la Tierra y el hecho de que sea una estrella típica hacen de este astro un recurso extraordinario para el estudio de los fenómenos estelares. De hecho, ninguna otra estrella ha sido estudiada con tanto detenimiento.

Si quieres recibir toda la información sobre el astro rey, ¡embárcate con nosotros en la aventura más fascinante que jamás hayas soñado!

¿Cómo es el Sol?

A pesar de lo inmenso que a los humanos se nos pueda antojar el tamaño del cuerpo celeste más importante para nuestra vida, lo cierto es que se trata de una estrella de tamaño medio.

Existen estrellas más grandes y también otras más pequeñas. No en vano, algunas de ellas superan en 100 veces el tamaño de nuestro astro rey. Sin duda se trata de estrellas de tamaño descomunal. Sin embargo, otras no llegan a tener una décima parte de su tamaño.

La distancia del Sol a la Tierra se cifra en unos 150 millones de kilómetros. A esta distancia, la luz solar tarda cerca de 8 minutos en llegar a nosotros, a pesar de que viaja a unos 300.000 kilómetros por segundo. Esto quiere decir que vemos la puesta de Sol, ¡alrededor de 8 minutos después de que realmente haya ocurrido!

La mayoría de nosotros creemos tener claro qué forma tiene el mayor elemento del sistema solar. Quizás te sorprenda saber que la estrella más cercana a nosotros ¡no es una esfera perfecta! Así lo reveló un estudio realizado por un equipo de científicos estadounidenses de la NASA.

La agencia estatal confirmó el dato de que el astro solar habría crecido de forma oblicua durante los años de actividad. Este fenómeno ha sido definido por los expertos como “una delgada piel de melón”. Igual que sucede con la Tierra, el radio ecuatorial de este astro es más grande que su radio polar.

Otra definición que aclara qué tipo de estrella es el Sol  sería aquella que lo catalogara como una estrella del tipo espectral G2V, también denominada “enana amarilla”.

Características de nuestra estrella más cercana

Una somera descripción de esta estrella nos lleva a apuntar las siguientes características:

  • Diámetro: 1.392.000 km
  • Masa:1,9891x 1030 kg
  • Volumen:1,409,272,569,059,860,000x km3
  • Densidad: 1,409 g/cm3
  • Superficie: 6,0877 x 1012km2

El astro rey es una estrella más en el insondable y vasto Universo. Solo es esencial en el sistema solar en el que se circunscribe la Tierra. A pesar de ello, al ser la estrella más grande de ese sistema, posee características que lahacen muy interesante y compleja:

  • Es el motor de la existencia en el único planeta habitado y el generador de los climas en otros planetas
  • Consiste en una gigantesca esfera llena de gases calientes, principalmente hidrógeno y helio.
  • Realiza un movimiento de traslación alrededor del centro de la Vía Láctea mediante una órbita circular.
  • Los científicos piensan que la mitad del hidrógeno de su núcleo se podría haber agotado y que continuará como una estrella por un período de 5.500 millones de años más.
  • Más tarde se expandirá hasta convertirse en una “gigante roja”, probablemente “tragándose” a la Tierra y al resto de planetas.
  • Su estado como “gigante roja” contará con una duración de miles de millones de años hasta que finalmente se transforme en una “enana blanca”

Partes del astro solar

En cuanto a las partes del Sol, podemos hablar de las siguientes:

  • Núcleo: Es la parte más caliente de todas. Ahí es donde tienen lugar las reacciones de fusión nuclear, convirtiendo hidrógeno en helio y liberando energía.
  • Zona radiante o radiactiva: Es la zona que rodea el núcleo y en la que se lleva a cabo la radiación térmica.
  • Zona de transición (tacoclina): Es la capa que separa la zona radiante de la zona convectiva.
  • Zona convectiva: Es la capa superior del interior solar, gracias a la cual se transfiere energía a la superficie.
  • Fotosfera: Es la superficie visible del astro solar, de la que proviene principalmente su luz.
  • Manchas solares: Son unas manchas que aparecen cuando la superficie solar experimenta algún tipo de perturbación, originándose unos puntos que se llaman poros entre los resquicios de la granulación solar. Estos poros se multiplican y su ampliación origina las manchas solares, que son unas zonas oscuras formadas por un núcleo igualmente oscuro rodeado de una aureola grisácea.
  • Prominencia solar: Es una forma brillante y gaseosa que se extiende desde la superficie solar hacia el exterior.
  • Atmósfera: Es la zona que se halla sobre la fotosfera.
  • Cromosfera: Es la sede de importantes fenómenos.
  • Corona solar: Es una aureola tenue y plateada alrededor del disco solar.
  • Protuberancias solares: Son chorros de gas proyectados desde la cromosfera hacia el exterior.
  • Región de transición solar: Es la región situada entre la cromosfera y la corona solar.

Partes del astro solar

Cómo se formó el Sol

Si te interesa la historia del astro rey, has de saber que  se formó hace unos 4600 millones de años, al mismo tiempo que se originó el Sistema Solar. El cuerpo celeste más importante para el ser humano se formó a partir de un colapso de gravedad de la materia que se hallaba dentro de una nube molecular.

A consecuencia de lo anterior, la mayoría de los átomos que se encontraban allí y que eran casi todos de hidrógeno, estuvieron tan juntos y en tan poco espacio que se calentaron.

Seguidamente, unos y otros se fusionaron para formar helio. A partir de ahí se cree que pudo desencadenarse una secuencia de reacciones nucleares de fusión regulares. Los materiales se comenzaron a desplazar en forma de disco alrededor de las reacciones nucleares, formando las primeras órbitas que dieron lugar a la creación de los planetas.

Temperatura del mayor elemento del Sistema Solar

La temperatura de la superficie del Sol es de 5.778ºC. Existen distintas maneras de medirla. Una de ellas es la medición de la cantidad de radiación que llega a la Tierra, usando la distancia y el tamaño de este astro para hacer el cálculo.

Sin embargo, el método más preciso está basado en el hecho de que los elementos en la atmósfera solar absorben radiación. De qué ondas se trata y cuántas de ellas absorben estos elementos va a depender de la temperatura.

En cuanto a la temperatura del interior y centro del astro rey es muy superior a la de su superficie, alcanzando ¡los 14 millones de grados!

Como curiosidad queremos hacer mención al hecho de que la temperatura de la superficie solar se pudo deducir ya en el siglo XIX a partir de su brillantez y de la distribución de la misma en relación a la longitud de onda del espectro visible.

Por último, en referencia al color del Sol, que ante nuestros ojos aparece en amarillo cuando se encuentra en el punto más elevado del firmamento y algo más rojizo cuando se pone en el horizonte de la tarde, ¡es en realidad blanco!

Vídeo sobre el Sol, rey de los astros:

Fuentes y Referencias

DMCA.com Protection Status

El Sol: el rey de los astros
4.3 (85.88%) 17 votes